Lunes 02.07.2012  | Actualizado 14.30      Hemeroteca web  |  RSS  RSS

El Correo Gallego Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Tierras de Santiago Anova multiconsulting
Noticia 22 de 509 anterior siguiente  |  RSS - Santiago te espera RSS

María Caeiro: “Mi padre, además de ser mi gran maestro, siempre me dejó la responsabilidad de tomar mis decisiones”

ULTRAMODERNO María Caeiro en el concesionario Renault de Santiago con una de las propuestas automovilísticas más revolucionarias, el Twizy FOTO:
ULTRAMODERNO María Caeiro en el concesionario Renault de Santiago con una de las propuestas automovilísticas más revolucionarias, el Twizy FOTO:

REDACCIÓN   | 27.05.2012 
Reducir texto Aumentar texto

María Caeiro lleva el mundo de la empresa en la sangre. Por herencia, por vocación y por formación. Y además se le nota perfectamente al charlar con ella, lo vive intensamente casi 24 horas al día. Quizá es la única forma de mantener un negocio en los tiempos que corren. Su padre, Manuel Caeiro, levantó una gran empresa automovilística casi de la nada, y ella, al frente del Grupo Caeiro, ha sabido cambiarla de siglo y mantenerla en primera línea.

El antecesor de la saga fue su abuelo, José Manuel Caeiro, que abrió en 1954 en la calle Rosalía de Castro un local que todavía Renault mantiene operativo. Después llegó Manuel Caeiro, el auténtico impulsor de esta gran empresa. La sociedad como tal, M. Caeiro S.A., se formalizó en 1972. " Mi padre fue un visionario", reconoce María. "La nuestra fue una de las primeras empresas en establecerse en el Tambre, y ese fue un gran paso, aunque arriesgado". Inauguraron esas instalaciones el 1 de octubre de 1980, y por necesidades del guión duplicaron además la plantilla. Solo siete años más tarde ya fue necesario duplicar también la superficie de la nave. El éxito empezaba a acompañar esa apuesta.

Hasta el año 1971 la Renault compostelana dependía de A Coruña, "y luego nos nombraron concesionario y montamos nuestra red de agencias hasta llegar a las 22 que tenemos hoy, además de tres DRS, en Ferrol, Carballo y Arteixo". Las vueltas que da la vida, porque bastantes años después, Caeiro acabaría haciéndose cargo de la Renault coruñesa. Fue en 1997 cuando abrieron en la ciudad herculina, en As Xubias. Y hace nueve años... un paso más: "Nos nombraron concesionario uniprovincial, todos los demás dependen de nosotros. Eso fue un paso importante", por supuesto. Actualmente tienen 139 empleados, y llegaron a alcanzar los 160, pero la crisis en este sector ha pegado con fuerza.

María Caeiro habla con muchísimo cariño de su padre, Manuel. "Además de ser mi gran maestro, siempre me dio la responsabilidad de que yo tomara mis decisiones, de que hiciera lo que quisiera". Aunque eso no evitara intercambios de opiniones o que no siempre estuvieran de acuerdo en las decisiones, lógicamente. "Ahora en este momento es mi refugio de tranquilidad. "Tú tranquila que esto pasa", le dice Manuel Caeiro a su hija. Y también muestra mucho cariño cuando se refiere a sus empleados, porque "tenemos unos grandísimos trabajadores, que además han sabido adaptarse a estos tiempos difíciles y se están volcando", reconoce la empresaria. "La mayor riqueza del Grupo Caeiro es el personal".

Precisamente para adaptarse a estos tiempos "es muy importante la inversión que hacemos, por ejemplo en I+D+I, y valores añadidos como lo que invertimos en tecnología todos los días".

El Grupo Caeiro mantiene con orgullo una importante labor social, y "de hecho tenemos varios premios por ello. El último, por la responsabilidad social corporativa". Como ejemplo, el cincuenta por ciento de la plantilla no trabaja los viernes por la tarde, y se van rotando.

"Se trata de que puedan conciliar su vida personal y familiar. Además, tenemos flexibilidad horaria pudiendo adaptarse las personas a sus necesidades personales. Entre estos colaboradores cuentan con un refugiado político ruso, hoy ya nacionalizado español, o "un chico con síndrome de Down". María tiene claro que su empresa "quiere aportar a la sociedad y a nuestro entorno los máximos beneficios sociales".

 

INFINITI GALICIA

En el mes de enero, el grupo Caeiro asumió una nueva ampliación. Casi una revolución, porque hacerse cargo de una marca de lujo como es Infiniti fue un enorme paso adelante. "Una apuesta fuerte y distinta", reconoce María Caeiro. Hasta ese momento solo había cinco concesionarias en España de una marca premium muy conocida -y reconocida- en otras latitudes, pero no tanto en España. "Ahora", apenas medio año más tarde, Infiniti se abre paso en Galicia gracias al respaldo y al prestigio del Grupo Caeiro. "Nos llegan clientes no solo de toda Galicia, sino de León y otras zonas próximas". Son clientes "superagradecidos" porque no están acostumbrados a valores añadidos como el coche de sustitución o la atención 24 horas, por ejemplo, que sí les ofrece Infiniti del Grupo Caeiro. "La marca es una apuesta que está saliendo bien, y de hecho estuvimos en todos los salones del automóvil que se celebraron en Galicia para darla a conocer". Cuentan, además, con dos vehículos de prueba que "habitualmente dejamos durante un fin de semana", por lo que los interesados pueden acercarse por el concesionario Infiniti, que está situado en A Coruña, en As Xubias, pegado a Renault Caeiro, y darse el gustazo de probar un supercoche.

María Caeiro

"El grupo Renault Caeiro tiene hoy una amplísima red de 22 concesiones y tres DRS"

"El gran valor de esta empresa son sus trabajadores, ellos son la mayor riqueza del Grupo Caeiro "

"Mantenemos con orgullo una gran labor social y, de hecho, nos dieron varios premios"

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.santiagoteespera.com no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad